Saas

¿Qué es un SaaS y qué ventajas puede aportar a tu negocio?

7 minutos

En el momento en el que vivimos la digitalización de las empresas es todo un hecho. Es evidente que este avance conlleva numerosas ventajas, lo que explica que la inmensa mayoría de los negocios hayan abordado el proceso. Sin embargo, en el horizonte también aparecen una serie de complicaciones, ya que se requieren numerosas herramientas que propicien la automatización y el procesamiento de datos y, por consiguiente, grandes inversiones. Aquí es donde entra en juego el concepto SaaS.

Teniendo en cuenta que se trata de un paso que han dado también las pequeñas y medianas empresas, en mayor o menor medida, y que la digitalización no es algo exclusivamente reservado a las multinacionales, parece evidente que existen métodos para embarcarse en el proceso de manera asequible. Hablamos de los SaaS y en este artículo te explicamos qué son, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas.

¿En qué consiste un SaaS concretamente?

Lo primero que debes saber acerca de los SaaS es que sus siglas provienen de los términos anglosajones Software as a Service. Es decir, una herramienta digital que no es necesario adquirir por completo, y que, a priori, no requiere instalación ni tareas de mantenimiento. Un servicio que ofrece una empresa externa para diversos aspectos de la gestión de tu negocio y que, por lo general, se comercializa a modo de suscripción.

¿Cómo funciona?

Como decimos, el SaaS puede ofrecer diferentes funcionalidades a una organización. Existen algunos centrados en un único cometido, otros que ofrecen diversas aplicaciones e, incluso, algunos que cubren al completo todas las necesidades de una empresa a nivel de gestión. En cualquier caso, hablamos de elementos tan básicos como el correo electrónico, hasta herramientas tan complejas como un CMS (Content Management System), un ERP (Enterprise Resource Planning) o un CRM (Customer relationship management).

Como puedes ver, la variedad es muy amplia, pero todos tienen en común algunos aspectos: operan en la nube, generalmente son escalables y, con mayor o menor adaptabilidad -y por consiguiente, con más o menos éxito- son válidos para diversos entornos y negocios.

Trabajar en la nube, la funcionalidad del SaaS

Como decimos, la nube es la ubicación de cualquier software as a service. Más adelante veremos las principales ventajas que esto supone para cualquier empresa, pero lo que está claro es que el futuro de los negocios reside aquí. La descentralización de las herramientas es una realidad y tiene un claro protagonista: los SaaS.

Diferentes modelos de espacios en la nube, ¿con cuál me quedo?

Sin embargo, el SaaS no es el único espacio creado en la nube para ofrecer herramientas a los negocios. Aunque es el modelo dominante -principalmente porque puede englobar a los otros dos-, por eso profundizamos en él, lo cierto es que existen otras dos alternativas que podrían resultar interesantes en determinados aspectos. Veamos las diferencias fundamentales entre las tres opciones de servicio:

  • PaaS

Cuando hablamos de PaaS, nos referimos a plataformas como servicio –Platform as a Service-, donde los usuarios tienen acceso al emplazamiento de las herramientas, pero no a los servidores.

  • IaaS

En las IaaS –Infraestructure as a Service-, los proveedores se encargan absolutamente de todo, incluyendo la privacidad de los datos y la seguridad de los archivos.

  • SaaS

En el SaaS, los clientes no acceden al software, simplemente aprovechan el servicio y se encargan de proteger sus archivos.

Ventajas del uso del SaaS en los negocios

Como es evidente, una de las principales ventajas que podemos encontrar en el uso de un SaaS es la accesibilidad económica a un número de herramientas que como empresa no podríamos permitirnos de manera directa.

En este sentido, y volviendo a incidir en la inversión, conviene recordar que la mayoría de los software as a service son escalables, lo que significa que solo pagarás por la cantidad, la calidad y la extensión de los servicios que utilices realmente. En algunos casos se ofrecen incluso modelos freemium, es decir, el servicio es gratuito hasta un límite definido.

Por otra parte, el hecho de trabajar en la nube conlleva la posibilidad de compartir,  gestionar y acceder a los archivos desde cualquier punto del planeta con conexión a Internet. Además, al no requerir de instalación, resulta muy sencillo y accesible para los equipos de trabajo.

Ejemplos de los software as a service que seguro conoces

Finalmente, para que entiendas de un modo más visual el concepto, te presentamos algunos de los ejemplos más habituales de SaaS que seguro has utilizado:

  • Dropbox
  • Google Drive, Gmail, Google Maps, etc…
  • Skype
  • HBO, Netflix, Amazon Prime, etc…
  • Spotify
  • Shopify
  • Oracle
  • Sage

De este modo, los SaaS son algo más común de lo que parece y no sólo hablamos de herramientas empresariales, como sí pueden serlo la mayoría de las mencionadas, sino también de muchos servicios que a día de hoy disfrutan los usuarios en el ámbito personal. Como ves, con total seguridad, en algún momento hemos utilizado alguno de ellos sin siquiera ser conscientes.

eBook Cloud Computing

FAQs de Saas

¿Qué es un servicio IaaS?

Un servicio IaaS es un modelo de computación en la nube que ofrece recursos de infraestructura virtual, como servidores, almacenamiento y redes, a través de Internet.

Cómo diseñar un data center - Post

Déjanos tu comentario

No hay comentarios

Enclosures Power distribution Climate control IT infrastructure Software & services